Aros de Cebolla Rebozados

Aros de cebolla crujientes

5
(3)

Riquísimos aros de cebolla crujientes rebozados en pan rallado con salsa barbacoa, para aperitivos, cenas, etc.

Ingredientes para hacer aros de cebolla crujientes (4 personas)

Los aros de cebolla crujientes que sirven en en los burger no están hechos con aros de cebolla reales (o sea, con cebollas cortadas en rodajas), sino que son un sucedáneo con cebolla y más cosas. Pero si vas a hacer aros de cebolla crujientes caseros, basta con comprar unas buenas cebollas, y preparar un buen rebozado que será doble para lograr esa mordida crocante. Para acompañarlos, nada mejor que una salsa barbacoa también casera.

  • 3 cebollas dulces, grandes y bien redondas
  • 2 huevos
  • 100 ml. de leche
  • 100 gr. de pan rallado
  • 3/4 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva virgen extra (para freír)

Para la salsa barbacoa casera:

  • 3 partes de kétchup
  • 2 partes de crema balsámica de Módena
  • Ajo molido en polvo

Cómo preparar aros de cebolla crujientes en freidora sin aceite, en horno o en freidora normal

  1. En primer lugar, para hacer la salsa, mezclamos el kétchup con el vinagre balsámico de Módena en las proporciones que indico, y añadimos pequeñas cantidades de ajo molido para ir probando y dejarlo en el punto deseado.
  2. Pelar las cebollas y cortarlas en aros de un centímetro de grosor, más o menos. Separar los aros de cebolla con cuidado de no romperlos.
  3. En un plato hondo, batir los huevos y mezclar con la leche.
  4. En otro plato, mezclar el pan rallado con la sal.
  5. Pasar cada aro de cebolla por huevo, pan rallado, huevo y pan rallado. Doble empanado para conseguir que los aros queden bien crujientes.
  6. A medida que vayamos teniendo los aros de cebolla rebozados, los colocamos sobre un plato procurando que no se descomponga el rebozado.
  7. Para cocinar los aros de cebolla caseros, elegimos cualquiera de las tres opciones siguientes:

Aros de cebolla en freidora sin aceite:

  1. Precalentamos la freidora a 190ºC, y mientras tanto, rociamos los aros de cebolla con aceite de oliva virgen extra en spray.
  2. Colocar los aros de cebolla en el cestillo sin amontonar demasiado unos sobre otros, y programar 10 minutos a 190ºC para hacer los aros de cebolla crujientes en una freidora de aire caliente.

Aros de cebolla en horno:

  1. Si queremos cocinar los aros de cebolla crujientes en horno, precalentamos el horno a 200ºC y rociamos los aros con spray una vez colocados sobre una bandeja.
  2. Luego, horneamos a 200ºC durante 13 minutos.

Aros de cebolla en freidora:

  1. Calentamos el aceite a 185ºC, y vamos friendo por tandas los aros de cebolla, sacándolos cuando están doraditos.
  2. Una vez tengamos los aros de cebolla crujientes fritos, los escurrimos bien y los colocamos sobre papel absorbente.

🕒 Tiempo de preparación

25 minutos

🕒 Tiempo de cocinado

10 minutos

🍳 Utensilios necesarios

Freidora sin aceite / Horno / Freidora de aceite


Los que ves en las fotos son aros de cebolla en freidora sin aceite. La forma tradicional, y seguramente la que nos ofrece un mejor resultado, es la fritura. Pero en una freidora sin aceite (que en realidad es como un mini horno), aparte de ahorrarnos tiempo, ya que meter los aros de cebolla en el cestillo y dejar que la máquina trabaje, no es lo mismo que freír por tandas, haciendo un seguimiento continuo del proceso (con lo que, además, supone freír en una freidora convencional). En cuanto al sabor y textura, en una freidora de aire caliente o en un horno se pierde un punto o dos de jugosidad y de sabor en los aros de cebolla, pero con todo, teniendo en cuenta que el resultado es bastante más saludable y aceptable en todo lo demás, a mí me sigue mereciendo la pena.

Algunas precisiones sobre la receta de los aros de cebolla crujientes

Como has podido ver, mi opción para lograr unos aros de cebolla crujientes es hacer un doble rebozado, mojando dos veces en huevo y dos veces en pan rallado. De esta forma, la cobertura queda bien generosa, y una vez hecha, ofrece mordida en contraste con el interior, la cebolla.

También nos vamos a encontrar con recetas de aros de cebolla crujientes en tempura que quedan fenomenal. Algún día contaré cómo hacer la tempura de cerveza para los aros de cebolla y para otras muchas elaboraciones, pero si optamos por esa vía tenemos que elegir la fritura como sistema de cocinado obligatorio, pues es necesario un contraste térmico radical sumergiendo los aros de cebolla en el aceite caliente.

Los aros de cebolla se pueden servir como acompañamiento de carnes, de pescados, etc. En algunos sitios se les conoce como calamares de campo, y como verduras que son, a mí me parece que son una buena idea para cenas ligeras, originales y diferentes. Si te cuesta darle verduras a tus hijos, una ración de aros de cebolla crujientes con salsa barbacoa casera, puede ser un inesperado festín.

Otras recetas de aros de cebolla que recomiendo

Antes os hablaba de la tempura de cerveza como opción para los aros de cebolla y para otras muchas elaboraciones. Para ilustrarlo, os recomiendo que echéis un vistazo a esta receta de aros de cebolla en tempura de cerveza. Está en francés, pero para eso están los traductores de Google. Verás que el resultado es totalmente diferente, pero quedan igualmente crujientes. Lo malo es que la tempura absorbe bastante aceite de la fritura, y eso lo condiciona todo para bien, y para menos bien.

Música para escuchar mientras cocinas tus aros de cebolla crujientes

A Dua Lipa nos la podemos poner en la cocina o en el salón, para cocinar o para hacer cualquier cosa, a cualquier hora. Además, podemos activar la reproducción automática para que, una vez escuchemos Physical, Youtube nos ponga, uno tras otro, todos los éxitos de esta súper estrella, que va camino de ganarse un hueco de excepción en el Olimpo de los más selectos del pop mundial de todos los tiempos. Valga la receta de los aros de cebolla crujientes como excusa, aunque no la necesitamos. 🧡

¿Cuánto te ha gustado lo que acabas de leer?

Puntuación 5 / 5. 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para seguir en Ricocina, aprende a hacer cookies 🍪 y acepta el uso de cookies que explico aquí

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar