Pollo en salsa de almendras - Receta

Pollo en salsa de almendras

5
(16)

Este pollo sabroso y tierno inunda de aromas las casas de toda mi familia en Nochebuena y Navidad. Receta sencilla, pero muy original.

Ingredientes para pollo en salsa de almendras (4-6 personas)

Aparentemente, esta receta es un pollo guisado o estofado con su sofrito bastante común, pero hay cuatro ingredientes que, juntos, obran el milagro de hacer algo único, especial, que cualquier persona en mi familia reconocería entre mil recetas de pollo. Son el higadito de pollo, el azafrán, la nuez moscada y el laurel. Por lo demás, los ingredientes del pollo en salsa de almendras son también bien sencillos:

  • 1 kg. de muslitos de pollo limpios, con piel, sin el pie y contramuslos con tres cortes
  • 1 cebolla grande
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • 2 ramitas de perejil
  • 3 hojas de laurel
  • 8 ó 10 hebras de azafrán
  • 1 higadito de pollo (pídeselo a tu carnicero)
  • 50 gr. de almendras molidas (no en polvo, del tamaño de las que se usan para repostería)
  • 250 ml. de vino blanco
  • 1/2 nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo preparar pollo en salsa de almendras o pollo de Navidad

Este pollo en salsa con almendras de Navidad se prepara rápido, o mejor dicho, requiere de bastante poco tiempo para dejar que se haga lentamente en la cazuela. Pero es altamente recomendable hacerlo con uno o dos días de antelación.

  1. Trabajaremos en una cazuela ancha y baja. Para empezar, pondremos el ajo, la cebolla y el perejil bien picados a sofreír, con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Encima, colocaremos también las tres hojas de laurel y el higadito, para que se haga.
  2. Cuando el higadito esté hecho, lo sacamos y lo echamos al mortero junto con la nuez moscada, una buena cantidad de almendras, un chorro de agua caliente y el azafrán. Majamos hasta conseguir una pasta densa y seguimos añadiendo almendras poco a poco, hasta echarlas todas.
  3. Cuando la cebolla esté dorada, añadimos las piezas de pollo previamente salpimentadas, y las doramos durante unos 4 minutos a fuego alegre.
  4. Una vez dorados los muslitos de pollo, echamos el vino blanco y subimos el fuego al máximo. Lo dejamos un par de minutos, o hasta que se evapore el alcohol (sólo hay que inhalar el vapor de la cazuela para saberlo).
  5. Echamos entonces el contenido del mortero, removemos bien, y moderamos el fuego hasta conseguir un «chup chup» tranquilo y sosegado.
  6. En ese punto, nuestro pollo en salsa con almendras tiene que cocer durante unas dos horas con la tapa puesta y una ranura abierta (volteamos las piezas a mitad de cocción), o hasta que estén los muslos bien blanditos.

🕒 Tiempo de preparación

15 minutos

🕒 Tiempo de cocinado

150 minutos

🍳 Utensilios necesarios

Cazuela baja + Mortero


En casa de mis padres, en mi casa, en la casa de mis hermanas, en la de mis primas y tíos, el olor del pollo en salsa de almendras, que suele colarse descaradamente por puertas, rellanos, escaleras, y hasta donde le dejan, marca el inicio de la Navidad, y es portador de recuerdos que no se pueden expresar con palabras.

¿Se puede hacer el pollo en salsa de almendras con otras piezas de pollo?

Mi madre lo ha hecho siempre y nos recomienda hacerlo con jamoncitos y contramuslos (éstos últimos, cortados en tres piezas finamente) porque es la parte más jugosa. Hacer pechuga en salsa de almendras sería quitarle muchísimos enteros al resultado final, por motivos obvios. Si no quieres que haya huesos de por medio porque lo van a comer niños, dile al carnicero que te deshuese los muslos y los contramuslos, y la receta no te va a perder.

Lo que no he intentado nunca es usar otra carne con más potencial (como cordero, por ejemplo) con la misma salsa del pollo con almendras, pero estoy seguro de que la dicha sería buena.

No tengo higadito de pollo. ¿Qué hago?

Si compras tu pollo en una carnicería y no el híper, es muy poco probable que te quedes sin el higadito, pero en un híper o en un súper no vas a encontrar un sólo higadito, en todo caso una bandeja entera. Si por la razón que sea no lo encuentras, hay una opción que consistiría en añadir una cantidad equivalente (en peso) de foie de hígado de cerdo. En ese caso, no hace falta que lo pases por la cazuela antes, pero trabájalo en el mortero con las almendras y el resto de ingredientes como indico. Es súper importante para conseguir el sabor exacto de este pollo en salsa de almendras fácil y rico.

Más fotos del pollo en salsa de almendras

La historia de la receta del pollo en salsa de almendras o pollo de Navidad

Decía antes que hay recuerdos evocados por olores de comidas como el de este pollo de Navidad, que no se pueden traducir a palabras. Se puede uno aproximar, pero hay matices, esencias, tonos de luz, sonidos de voces, y mil detalles que se quedan en uno. De todas formas, por alguna extraña magia que aún no se ha estudiado en las universidades, yo he recibido algunos de esos datos plurisensoriales cuando he escuchado la historia del pollo de Navidad de boca de mi madre.

Me contaba mi madre Lola que unos días antes de la llegada de la Navidad, allá por los años 60, acompañaba a mi abuelo José de la mano a las afueras de la ciudad (de Cáceres) a una casa en la que un buen hombre le había criado un pollo por encargo con un año de antelación. Ríete tú ahora de las colas del Mercadona o de la carnicería de tu barrio. El pollo se lo entregaban a mi abuelo matado y desplumado, y así le ahorraban el disgusto a mi madre, que es la fundadora del club de fans de las gallinas del mundo, y a sus hermanas mayores, mis tías: Quini, Rafi y Pepi.

Ya en casa, el pollo era interpretado magistralmente en el escenario de los fogones, las cazuelas y los golpes de mortero por mi abuela Joaquina, que se esmeraba para dar gusto a mi abuelo y a toda la familia con una receta de pollo sencilla y humilde, pero con un encanto infinito. Como ella, como toda mi familia.

Otras recetas de pollo en salsa que recomiendo

También de mi madre he aprendido otra sencilla receta de pollo con limón que os contaré otro día, pero aprovechando la ocasión, voy a recomendar otra receta de pollo para Navidad para hacer los coros de la receta del pollo con salsa de almendras, aunque se puede hacer en cualquier época del año, de mi admirada Mónica Escudero, «La Comidista» que hace grande al portador de la batuta en esa bendita web, Mikel Iturriaga. Me refiero al pollo asado con ciruelas, un verdadero espectáculo para los ojos y para el paladar, y bien fácil de hacer.

Música para escuchar mientras haces pollo en salsa de almendras

Este pollo con almendras es una receta de Navidad para mí y para mi familia, como acabo de contar. Para nosotros, hacerlo en cualquier otra época del año sería un ultraje y motivo de desheredamiento, como mínimo. Sobre todo, es innecesario, porque siendo una receta fácil de pollo guisado, como has podido ver, resulta precisamente especial en la medida en que la olemos y comemos sólo una vez al año. Bueno, dos, porque las sobras de la cena de Nochebuena siempre dan para una cena en Navidad, o el día después. Es como el olor y el sabor del roscón de Reyes; podríamos hacerlo en cualquier época del año, pero no tiene sentido. Tú, por supuesto, puedes hacer este pollo cuando te apetezca, salvo que quieras hacer de él una receta navideña de tradición, como en nuestro caso.

Por eso, a la hora de ponerme a cocinar el pollo en salsa de almendras, yo que siempre lo hago por la noche, elijo unos villancicos instrumentales como los Clásicos de Navidad de La Orquesta Sinfónica de Londres.

¿Cuánto te ha gustado lo que acabas de leer?

Puntuación 5 / 5. 16

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para seguir en Ricocina, aprende a hacer cookies 🍪 y acepta el uso de cookies que explico aquí

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar