Serradura Portuguesa Receta

Serradura portuguesa

5
(54)

Con nata y galletas en polvo se hace un postre fácil y rápido que gusta a toda la Humanidad: la serradura portuguesa.

Ingredientes de la serradura portuguesa (4 personas)

También podríamos decir que es un auténtico postre de tres ingredientes (tres y sólo tres, dejando a un lado los ingredientes que se hayan podido usar para fabricar las galletas… no nos pongamos tan estrictos). Y, al menos en este caso, el número de ingredientes es directamente proporcional a la sencillez de la elaboración.

  • 250 ml. de nata para montar (muy fría)
  • 100 gr. de leche condensada
  • 12-15 galletas tipo María

Cómo hacer serradura portuguesa

No hay más que pulverizar la galleta, montar la nata con la leche condensada, y montar la serradura portuguesa en vasos o cuencos de cristal, para que sea vean bien las capas. Sí, la serradura es uno de esos postres sin horno escandalosamente sencillos, pero muy ricos y resultones. Sin horno, y sin cocinado de ningún tipo. Lo explico paso a paso.

  1. Echamos la nata bien fría en un bol y con la ayuda de unas varillas eléctricas reposteras, la montamos hasta que tenga la consistencia de la nata montada que usaríamos para rellenar una tarta.
  2. Añadimos la leche condensada al bol, y volvemos a usar las varillas unos segundos más, esta vez para mezclar.
  3. Con la ayuda de una picadora de verduras (o si no tienes, con la batidora, o si no, a mano con el mortero), pulverizamos las galletas dejándolas con algo de textura, aunque esto va en gustos.
  4. En los cuencos o vasos de cristal, echamos una capa de nata, una capa de galleta en polvo, y así sucesivamente hasta llenar.

🕒 Tiempo de preparación

10 minutos

🕒 Tiempo de cocinado

0 minutos

🍳 Utensilios necesarios

Varillas eléctricas + Picadora eléctrica


Serradura portuguesa - Cómo hacer

Si no vas a comer la serradura portuguesa casera en el momento, te recomiendo tapar cada vaso con film o papel de aluminio, y meterlos en el frigorífico hasta que llegue su momento.

¿Qué más te cuento de la receta de la serradura portuguesa?

Cuando yo era niño (bueno, en realidad sigo siendo un niño, pero me refiero a cuando tenía unos veinte años menos, o así) había una cosa que me encantaba y que tiene un nombre muy parecido al de este postre portugués: las raspaduras. Eran los trozos de los pasteles que se iban rompiendo o que iban quedando en las bandejas, y que en las pastelerías nos vendían en un cucurucho de cartón por tres o cuatro duros (literalmente, de verdad).

Comento esto porque soy un abuelo cebolleta y porque un cono de raspaduras de pasteles, al igual que la serradura portuguesa, componía un esquema en capas que era una mezcolanza de sabores y texturas. Claro, que en este caso te podía tocar cualquier cosa, mientras que la serradura de nata y «bolachas» es la simplicidad hecha postre.

Venga, no me enrollo y voy con el mini consultorio sobre la receta de la serradura:

¿Cuántas capas le pongo a mi serradura portuguesa?

Las que te apetezca. Con la relación de nata y galleta que yo propongo para hacer serradura para 4, te va a sobrar galleta; pero si haces más de tres capas, es posible que te haga falta más. Ten en cuenta, de todos modos, que de galleta hay que echar una capa más bien fina.

No tengo leche condensada, ¿puedo hacer serradura portuguesa?

Sí, puedes (siempre que tengas azúcar, claro). Si se recomienda usar leche condensada, es porque ésta le da a la nata una textura cremosa, pero si montamos la nata con azúcar (la cantidad, al gusto) lo que no va a variar es el sabor de la serradura.

¿Por qué se llama serradura?

«Serradura» en portugués es la palabra que se usa para designar al serrín, así es que la galleta es como si fuera serrín, un serrín dulce propio de un barrio entero de casas de chocolate.

Otras recetas de cocina portuguesa que recomiendo

Portugal es como su comida y como todos los portugueses que he conocido: es sencilla, está exenta de cualquier artificio, pero es deliciosa.

Al vivir cerca de esa sinuosa raya ribereña que ha separado Portugal y España a lo largo de los siglos, hoy un poco más acá y mañana un poco más allá, me ha encantado siempre ir a comer a Portugal, y son muchas las recetas de cocina portuguesas (o «recetas de cocina rayana») que he ido incorporando a mi recetario particular. La más popular, tal vez, es la del bacalao a la dorada, que yo hago un poco a mi manera. Si quieres hacer una comida o cena de estilo portugués en tu casa, una ración de bacalao y una serradura de postre, no pueden faltar.

Música para escuchar mientras haces serradura portuguesa

El día que a alguien se le ocurrió unir la voz de Dulce Pontes con la música de Ennio Morricone con una letra de por medio creada para la ocasión, surgió el milagro. Ya lo eran por separado, pero juntos, estos dos talentos consiguen erizar la piel más ruda, las más «irrizable». Ponte un poco de esto de fondo, y la serradura portuguesa te quedará más portuguesa y más rica si cabe. 🧡

¿Cuánto te ha gustado lo que acabas de leer?

Puntuación 5 / 5. 54

INFO: precios actualizados por última vez el 2022-12-07

4 comentarios en “Serradura portuguesa”

  1. Si no fuera por mi férrea disciplina estoica, creo que comería serradura portuguesa todos los días de mi vida. Todos.

    Gracias por compartir tus ricocetas.

    1. Hay que ser lo suficientemente disciplinado como para saberse saltar la disciplina al menos dos de cada tres veces en la vida, así es que puedes comer serradura portuguesa de lunes a viernes si quieres, y descansar los fines de semana 😂

      Espero ser capaz de seducirte algún día con alguna tentación demasiado irresistible…

      En serio, gracias por pasar por Ricocina.

      1. Esta receta me la quedo y me la como yo!!!
        No sabía que la Serradura era tan sencilla de preparar!!
        Palabrita que cuando la haga, te paso foto!
        Gracias por tus RiCetas, por compartir tu sabiduría y tu pasión latina por la comida!

        1. Lo que intento compartir, amiga Mamen, es mi pasión por la gente como tú 😍 ¡Ya estoy esperando esa foto de la serradura portuguesa, que seguro que te queda estupenda, como todo lo que tú haces!

          ¡Mil gracias y dos mil besos y abrazos!

          P.D.: No me uses nata montada de bote, que te conozco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para seguir en Ricocina, aprende a hacer cookies 🍪 y acepta el uso de cookies que explico aquí

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar