Receta Masa de Pizza tipo Telepizza

Masa de pizza tipo Telepizza®

4.9
(14)

La masa de Telepizza® es una masa esponjosa y muy rica, y con esta receta podrás hacer una masa de pizza esponjosa casera muy parecida.

Ingredientes de la masa de pizza tipo Telepizza® (Familiar)

El eslogan de Telepizza® siempre ha sido que «el secreto está en la masa», y la verdad es que la masa de las pizzas de Telepizza® es especial, siendo un tipo de masa de pizza esponjosa de estilo americano, muy diferente a las típicas masas de pizza italianas. Tanto su sabor como si textura, es como para no dejar los bordes en el plato, pero los ingredientes de la masa de Telepizza® siempre han sido un secreto. Con éstos yo consigo algo cercano.

  • 250 gr. de harina de fuerza
  • 115 gr. de cerveza sin alcohol
  • 4 gr. de levadura de panadero seca (ó 12 gr. de levadura fresca)
  • 25 gr. de aceite de girasol
  • 3 gr. de sal
  • 1 pellizco de azúcar

Cómo hacer una masa de pizza esponjosa como la de Telepizza®

Aparte de los ingredientes, el proceso de elaboración de masas industriales suele ir parejo a largas horas de fermentación en frío, que propician la formación de una masa esponjosa, bien formada. Para «imitar» el proceso, podemos hacer la masa un día antes y dejarla en el frigorífico con la fermentación iniciada (cada hora que pasa una masa en el frigorífico equivale a un par de minutos de amasado), pero también podemos hacer una masa de pizza esponjosa después de comer para tenerla lista a la hora de cenar. ¡Es súper fácil y lleva menos tiempo del que imaginas!

  1. Ponemos la harina en un bol con la sal, mezclamos y hacemos un agujero en medio. Pesamos la cerveza y la templamos en el microondas (sin que llegue a estar caliente). Echamos toda la cerveza sobre la harina, salvo una pequeña cantidad que reservamos para diluir la levadura de panadero seca junto con un pellizco de azúcar. La cubrimos con un paño y la dejamos 10 minutos para que se active.
  2. Añadimos el aceite de girasol, y la levadura activada cuando esté lista. Metemos la mano directamente en la harina haciendo pellizcos en un primer momento, hasta que tengamos una bola compacta.
  3. Trabajamos la masa en la encimera con un poco de harina, amasando durante unos 5 minutos, hasta que esté fina, sin grumos.
  4. Metemos de nuevo la bola engrasada con un poco de aceite en el bol (limpio), lo tapamos con film transparente, y dejamos que fermente hasta que doble su tamaño. Si llegado ese momento aún nos falta mucho para hacer la pizza (o la estamos haciendo de un día para otro) metemos la masa bien tapada en el frigorífico, y de esta forma estaremos «durmiendo» el fermento. Sólo tenemos que sacarla unas tres horas antes y dejar que se vuelva a activar.
  5. Para estirar la masa, echa un poco de semolina de trigo (o si no tienes, pan rallado muy fino) sobre la encimera, y una vez estirada, colócala sobre una rejilla y añade los ingredientes de la pizza.
  6. Para hornear la masa de pizza esponjosa tipo Telepizza®, precalentamos el horno a 240ºC con calor arriba y abajo, y horneamos a 200ºC durante 15 minutos en una bandeja de la zona media alta.

🕒 Tiempo de preparación

15 minutos

🕒 Tiempo de cocinado

20 minutos

🍳 Utensilios necesarios

Bol / Rejilla para pizza


A quienes no han hecho nunca una masa de pizza casera y les da miedo perderse en un proceso enredoso, les digo que en pesar, mezclar y amasar los ingredientes, se tarda 15 minutos. 20 a lo sumo. Luego, todo el trabajo es lo hace la levadura, que se encarga de obrar el milagro haciendo fermentar la harina para lograr nuestra masa de pizza tipo Telepizza®, esponjosa y rica. ¡Hazlo y verás que no miento!

Por cierto, si eres novato en esto de las masas de pizza caseras, no cometas el error fatal de confundir la levadura de panadero con levadura Royal. ¡No! Si tienes dudas, échale un vistazo a este post en el que hablo de los tipos de levadura.

Más fotos de la masa de pizza esponjosa tipo Telepizza®

En las fotos de abajo se puede apreciar el corte de la masa de pizza esponjosa, un pan como es debido para una pizza casera como tú te mereces. Claro, que si quieres que quede rica, también tienes que pensar en una buena combinación de ingredientes, con su buena base de tomate y queso, etc. Sobre testo ya hablaré otro día.

Algunas cosas que quiero contarte sobre la receta de la masa de pizza tipo Telepizza®

Yo trabajé dos años en Telepizza® en mis años de universitario, y pude hacer cientos de pizzas (o tal vez miles) en ese periodo. Tengo grabado en la mente el olor de las masas de Telepizza en las cámaras de refrigeración, y su textura y comportamiento durante el estirado, pero no salí de allí sabiendo los ingredientes de la masa de pizza de Telepizza®.

Lo que yo creo es que el proceso industrial de la elaboración de las masas de Telepizza® debe incluir mejorantes y emulgentes grasos que no solemos emplear en elaboraciones caseras. En mi intención de conseguir algo lo más parecido posible, a lo largo de muchos intentos he añadido hasta el doble de aceite (en una ocasión, mantequilla) y una vez hasta huevo, pero el secreto no estaba ahí. La masa que se consigue con esta receta es una masa de pizza esponjosa y rica, y es fácil de hacer. No tiene esa elasticidad extrema de una masa de Telepizza®, pero me doy por satisfecho… ¡de momento!, y en caso de descubrir mejoras, iré actualizando la receta.

Algunas puntualizaciones que creo necesario hacer:

  • Lo de usar cerveza en vez de agua aporta sabor a la masa, y es que el sabor es uno de los fuertes de esta receta de masa de pizza esponjosa.
  • Sobre la harina, puedes usar una harina de fuerza o de media fuerza. Ese plus de gluten es una ayuda a la hora de conseguir un buen fermento en nuestra masa de pizza.
  • Lo de dejar la masa de pizza a medio fermentar en el frigorífico un día entero, o dos, es una ayuda. Nos permitirá ganar en elasticidad sin necesidad de trabajar la masa.
  • No obstante, si queremos conseguir una masa de pizza elástica, estaremos obligados a amasar bien la masa inicial, a alargar los tiempos de fermentación, y a hacer dos fermentaciones completas. Es cuestión de programarse, ya que durante los procesos de fermentación no tenemos que hacer nada.
  • Lo de la semolina para estirar la masa de pizza tiene sentido en que ésta, a diferencia de la harina, no pasa a formar parte de la masa. Se queda pegada a la masa de pizza, facilitando su manejo, pero sin pasar a formar parte de ellas y sin adulterarla.

Otras recetas de masas de pizza que recomiendo

De todas formas, si lo tuyo es la pizza, una vez que hayas probado a hacer esta masa, no te debes conformar con eso y tienes que intentar hacer otras variables. A mí me encantan por igual, cada una con lo suyo, la masa de pizza esponjosa y la masa de pizza fina, con sus enormes alveolos. Y también me gusta jugar a hacer bordes planos, gruesos y doblados, y a añadir ingredientes muy variados cada vez. En esa búsqueda, el gran Ettore Cioccia (Bavette) es uno de esos «italianos veros» de los que se puede aprender mucho. Esta focaccia de tomates cherry y mozzarella es sólo un pequeño ejemplo.

Música para escuchar mientras haces tu masa de pizza esponjosa

Llevo muchos años haciendo masa de pizza casera esponjosa y fina, para combinaciones de ingredientes súper variados, y en el 99% de las ocasiones he hecho la pizza en viernes o en sábado y por la noche. Para esos días, a esas horas, un pop fresco como el de las hermanas Tegan y Sara siempre va bien. Bueno, en realidad, es del tipo de música que casi siempre me viene bien.

¿Cuánto te ha gustado lo que acabas de leer?

Puntuación 4.9 / 5. 14

INFO: precios actualizados por última vez el 2021-10-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para seguir en Ricocina, aprende a hacer cookies 🍪 y acepta el uso de cookies que explico aquí

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar